Día Mundial del Reciclaje


El origen del Día Mundial del Reciclaje es aún incierto, se dice que se celebró por primera vez en Texas en 1994 y de ahí se extendió a otras partes del mundo. Sin embargo, de manera oficial, fue la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) quien designó en el 2005 que cada 17 de mayo se conmemoraría el reciclaje para promover una mayor concientización al respecto, pero no sólo desde la perspectiva del consumidor, sino también de los que extraen la materia prima y los que la convierten en un bien de consumo.


Origen y significado del símbolo del reciclaje


Quizás uno de los símbolos más emblemáticos de la historia sea el del reciclaje, porque a través de esas tres simples flechas verdes somos capaces de reconocer una de las prácticas más benéficas para el planeta.

El responsable detrás del diseño de este símbolo es Gary Anderson, un estudiante de último curso de la Universidad de California del Sur, que ganó un concurso de diseño organizado en el margen del primer Día de la Tierra en 1970 por la Container Corporation of America.

Su creador se basó en el símbolo de Möbius en forma de triángulo, en el que cada una de sus flechas representa uno de los pasos del reciclaje: la recolección de materiales para reciclar, el proceso como tal del reciclaje y la compra de los nuevos productos reciclados, de modo que el sistema se repite una y otra vez, creando una cadena más verde.


Fases básicas del reciclaje


Independientemente de la clase de residuo, la cadena del reciclaje por lo general pasa por estos mismos pasos:


1. Generación de residuos, una vez que desechan los bienes de consumo que se consideran inservibles.

2. Manipulación y separación de residuos que puede variar según el país en el que nos encontremos. En México, podemos identificar estas clasificaciones:

  • Orgánicos: son aquellos residuos sólidos biodegradables, como los residuos de jardinería, de alimentos y otros, como pueden ser los bioplásticos y el aceite comestible usado.

  • Inorgánicos reciclables: que son la materia prima para la reutilización y el reciclaje, tales como residuos de papel y cartón, plástico, vidrio, metales, ropa y textiles, maderas y envases multicapas.

  • Inorgánicos no reciclables: que son todos los residuos difíciles de reciclar, como los residuos sanitarios, los residuos plásticos complicados de aprovechar (celofán y polipapel) y otros, como el calzado, bolígrafos, colillas de cigarro y chicles.

  • Manejo especial y voluminosos: es decir, los electrodomésticos, como equipos de informática y telecomunicaciones, pilas, baterías, llantas, muebles y colchones.

3. Recolección planificada y ajustada para su recuperación.

4. Transferencia y transporte a las plantas.

5. Separación y procesamiento de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU).

6. Reciclaje y transformación de los residuos en nuevos productos.


En Raypal nos encargamos de todo el papel y cartón que tienes acumulado en casa o en tu oficina y le damos el tratamiento adecuado en cada uno de los pasos de este proceso para dar vida a nuevos productos y al planeta a través del aprovechamiento de tus residuos.

Si quieres celebrar activamente este Día Mundial del Reciclaje, no te olvides de agendar tu recolección aquí.




18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo